El amor por el fin del mundo

Gdl, Jal – En el transcurso de esta vida, he visto y escuchado mucho del tema del fin del mundo. Ahora, me pregunto ¿Por qué esa fascinación o deseo de ver todo destruido? ¿Es nuestra naturaleza? ¿Es lo que tenemos por dentro, simplemente queremos ver arder al mundo?

No soy muy bueno en historia, así que por favor corrijan mis errores, pero según algunos textos hay “profetas” que dieron el mensaje de que algún día el mundo llegaría a su fin, hablaron de como los muertos se levantarían de sus tumbas y caminarían entre los vivos para entonces el maligno comience esparcir dolor, sufrimiento, terror y bueno creo ya conocen el folclor religioso que termina en un final feliz solo para los justos y arrepentidos de corazón.

Los zombies, son las estrellas, siguen vivos en nuestros tiempos… nada mal para estar muertos.

Años después aparecieron otros individuos que también profetizaron tales eventos, Nostradamus es un ícono en el tema. Todavía en nuestra era se llegó a considerar que era el mejor de todos, las guerras mundiales, las muertes de decenas de “reyes, príncipes, papas” entre otros, incluso las guerras en Irak (Tormenta del Desierto) y el famoso acontecimiento de las torres gemelas (11/9).

Cuando todo parecía estar llegando a su fin y no llegó, todos aquellos “expertos” y eruditos en el tema desaparecieron, aquellos que promulgaban la veracidad de aquello, ya no se ven.  Pero eso no ha evitado que aparezcan más “profecías” del fin del mundo y más expertos. Cuando Nostradamus erró, entonces llegaron los Mayas a reemplazar el hueco. Y vaya que salieron miles de personas, expertas en el tema, verdaderos eruditos y gurus a hablar de aquellas verdades ancestrales… Hubo películas, libros, series, comics, cartoons, especiales, documentales, conferencias, suicidios, promociones, espectaculares, programas de “limpieza espiritual” y muchísimo “mercado”, vaya que el fin del mundo parece ser un negocio redondo.

Los Mayas, también erraron y el mundo sigue vivito y coleando. Ahora empiezan a aparecer nuevos “ocultos” y anónimos profetas; Newton. Y les aseguro que el también errará y saldrán nuevos para las siguientes generaciones.

Pero el punto que quiero tocar es algo un poco más profundo, comienza con este cuestionamiento: ¿Por qué incluso sabiendo la fecha y el motivo por el cual todo acabará en lugar de explotarlo para hacer negocio, amarlo y mirarlo con fascinación, lo tomamos por los cuernos y actuamos para evitar que suceda? ¿Por qué queremos ver arder al mundo?

Nos han dicho los científicos, no maten a las abejas ni mariposas, de hacerlo será el fin de la humanidad. ¿Acaso alguien las esta protegiendo, las industrias hacen esfuerzos para evitarlo? ¿Y tu? … ¡No! ¡las seguimos matando!; lo mismo pasa con las especies, más de uno y más de una vez nos han dicho; “Si las especies de fauna desaparecen, tendrá consecuencias ambientales y emocionales irreversibles para la tierra y la humanidad, será el fin” Los números en lugar de ir hacia abajo van hacia arriba y año tras año mueren y dejan de existir miles de especies. Me parece nos encanta la idea de destruir todo a nuestro paso y ser “los que mataron al último de la especie; sacarle una selfie, enmarcarlo y colgarlo en la sala de logros familiares” Como si la extinción fuera un achievement honorable.

No lo comprendo, en verdad me cuesta trabajo aceptar esta idea de que preferimos ver arder al mundo en lugar de cambiar y hacer uno mejor. Salvarlo, si te gusta esa palabra. Es quizá probable que el día que la humanidad tenga el deseo genuino y desinteresado de salvarlo, ese día sea el comienzo de fin; suceda cuando todo ya este perdido… a lo que concluyo que ojalá pronto el mundo arda, el Apocalipsis nos azote pronto en la cara, para vivir, aunque sea un momento, en un lugar donde la humanidad haría cualquier cosa, sin importar que los mercados se derrumben, sin importar que el status quo, los privilegios, la socialité, el glamour, cliché y demás lleguen a su fin con tal salvarlo… Ironías

Se que me equivoco, pero debía contemplar la irónica posibilidad, por lo que he visto y me ha tocado vivir, la humanidad tiene el potencial para cambiar y salvar al mundo y evitar para siempre la aparición del “Armagedón”. La posibilidad en que algún día decida usar ese potencial, eso si que me parece remota e improbable; estas generaciones, las del presente, no parecen tener la madera para la tarea, deja tu la madera, el interés en hacerlo. ¡Hacerlo!, no decirlo o pensarlo. Las encuestas dicen que el 95% piensa y dice que desea ser mas green, ecologista, apoyar el desarrollo sostenible y demás; las acciones en favor de esos temas son pobremente mediocres.

¿No me crees?… ¿Tienes auto? ¿Bebes agua embotellada? ¿Desprecias los alimentos OGM? ¿Comes carne? ¿Reciclas tu basura? ¿Plantas árboles? ¿Proteges animales que no compraste o no son tus mascotas? ¿Eres voluntario o haces donativos a ONG que trabajan en estos temas? ¿Caminas al trabajo o a casa? ¿Prefieres un novio con carro y sin carro? ¿Te gustan las mujeres maquilladas o sin maquillar? ¿Prefieres vivir en el campo entre vacas y marranos o 20 millones de euros? ¿Cultivas tus propios alimentos?… Reflexiona, medita y honestamente cuestiona tu vida, tu estilo de vida, pregunta si de verdad actuas como alguien que desea cambiar o conservar al mundo, o solo pretende querer hacerlo, simplemente le da igual que el mundo arda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s