La mentira que vivimos

Gdl, Jal – Cuando llega a los titulares y todo a cuanto domina el sistema actual acerca de “elecciones”, me causa asco. Inicialmente creía que era por la cantidad de porquerías que hacen los representantes de los partidos políticos con tal de mantener el poder, es ahí cuando lo peor, la real escoria de la sociedad sale a relucir y llamar la atención desesperadamente. Con los años me he dado cuenta que eso es el peor de los males y lo que realmente me causa asco es la creencia y actitud popular, y generalizada.

Salen a las calles para llegar a las urnas para ejercer “su derecho al voto”, para hacer uso de sus facultares de “libre elección y libre albedrío” para elegir quien debe “representarlos” en el sistema de administración pública. Me causa tristeza que de verdad sean tantos los que no pueden darse cuenta del cuento chino, del fraude y estafa al que son sometidos.

El sistema solo cuenta para “las boletas firmadas”, solo puedes elegir por uno de los representantes que “de alguna forma fueron puestos ahi en el aparador electoral”,  solo puedes hacerlo en una fecha específica del año, bajo el criterio y reglas que el sistema determina. Las boletas son “secretas”, contadas sin el escrutinio público debido, realizado por los integrantes “del sistema de administración” y los grupos o partidos políticos que son en realidad los únicos interesados en el resultado.

Pero me pregunto ¿Cómo es posible que se determine elección por mayoría popular cuando el ganador tiene apenas el 30% del total del equivalente de votos posibles? Es decir, si existen 1000 personas con capacidad de votar, de las cuales solo 100 lo hacen, y de ese 100 solo el 30% selecciona a un individuo. ¿Como con un carajo puede determinarse eso mayoría popular? Bueno así es el sistema.

¿Y porque no puede llegar la gente y meter a una persona ajena o no a su grupo o partido y postularlo como candidato? Porque probablemente no coincida o defienda los mismos intereses del grupo o sistema de administración “a cargo”.

¿Por que el voto debe ser secreto? Para que así exista el beneficio de la duda sobre si los resultados fueron alterados o no, sobre si realmente 10 o 100 o 1000 personas (reales y vivientes) votaron por alguien. Así ya no quedaría duda sobre quien votó por quien, así la gente podría mirarte a los ojos y decir “tu votaste por eso”; Bajo el sistema actual nadie sabe con 100% de certeza la verdad; si las cosas salen bien entonces “incluso los que no votaron” dirán claro! si para eso vote por el!… pero si las cosas salen mal, entonces de manera extraña la gran mayoría diría “claro! por eso no voté por el”… y así jamás podrás determinar si el ganador fue mediante fraude o no.

Lo peor, es que cuando ya salen a votar y hacen los suyo, nada cambia, todo sigue igual, la pobreza incluso aveces aumenta, el gasto aumenta, el salario se mantiene igual que hace 30 años, las oportunidades siguen igual de escasas, todo es igual. Excepto por supuesto el estilo de vida de los “nuevo ganadores” quienes de pronto, dejan de ser “de clase media” a pasar a ser burgueses, dejan de viajar en Ford para empezar a viajar en BMW, Mercedes, (incluso algunos en Ferrari o Lamborghini), algunos comienzan a vivir en zonas residenciales super exclusivas que cuestan 9K o 15K pesos el metro cuadrado solo del terreno. Comienzan los viajes por el mundo, las imágenes de los hijos estrenando ropa de marca, visitando lugares exóticos y reservados para la élite y gente de altos ingresos económicos… eso elección tras elección es lo único que cambia.

A veces desearía no haber vivido en este tiempo, es patético, pero recuerdo que hoy tenemos la oportunidad única de transmitir mensajes al mundo entero en segundos y hace que mis deseos sean diferentes. Aún cuando no entiendo como puedes seguir siendo partícipes de tal simulación. ¿De verdad no la ven? ¿En verdad son tan cobardes para no aceptarlo? ¿Las mentiras que se dicen a si mismos ya son tan grandes que ya se las creyeron? …

Aquí es cuando en verdad desearía que hubiera intervención de Dios, es cuando me doy cuenta que tengo fe en él, creo en él… aunque parezca que él no cree en mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s